7 consejos para proteger tu smartphone de los hackers

Nuestros smartphones no descansan nunca. Hoy día, los profesionales los utilizamos para trabajar y jugar, además de para resolver muchos otros asuntos privados. Ahora bien, ¿qué pasaría si a tu dispositivo le ocurriera algo, por ejemplo, si se extraviara o te lo robaran? Peor aún, ¿y si lo pirateara un hacker? Vamos a evitar que esto ocurra.

En todo el mundo, son muchas las personas que hacen doble uso de sus smartphones. En España, una encuesta reveló que el 55 % de las personas utilizan el mismo teléfono para una mezcla de actividades personales y profesionales. Según esta encuesta, hasta la mitad de las personas entrevistadas en Japón, Australia y EE. UU. también lo hacen, mientras que en países como Reino Unido y Alemania el porcentaje era algo menor, un 31 % y un 23 %, respectivamente.

Con independencia de estas cifras, las implicaciones para la seguridad son incuestionables. Un smartphone cargado de datos empresariales y personales es un objetivo muy apetecible para los ciberdelincuentes. Los hackers atacan los smartphones porque suelen estar desprotegidos, lo que les ofrece un medio de acceso fácil a tu información personal, así como a las redes corporativas que utilices. Así matan dos pájaros de un tiro.

En pocas palabras, un profesional en activo con un smartphone es una presa de gran valor para hackers.

Protege tu smartphone de los hackers

Como madre y como profesional, he recopilado algunos consejos para proteger tu smartphone de los hackers, de manera que puedas mantener a salvo tu vida personal y profesional:

1. Añade protección extra con la cara, el dedo, un patrón o un PIN. 

En primer lugar, aplica las medidas básicas. Bloquear el teléfono con un identificador facial, una huella dactilar, un patrón o un pin es la forma más básica de protección, sobre todo en caso de extravío o robo. (Tus opciones variarán en función del dispositivo, el sistema operativo y el fabricante). Pero ve un paso más allá para mejorar la protección. Protege las cuentas de tu teléfono con contraseñas seguras y utiliza autenticación de doble factor en las aplicaciones que la ofrecen. Así redoblarás tu seguridad.

2. Usa una VPN. 

O, dicho de otro modo, no entres en redes Wi-Fi públicas sin protección. Una VPN oculta tu conexión ante los hackers, para que puedas conectarte de forma privada cuando estés en redes públicas no seguras de aeropuertos, cafeterías, hoteles y otros lugares. Con una conexión VPN, sabrás que tus datos, documentos y actividades confidenciales están protegidos de la mirada de curiosos, lo que sin duda es una gran tranquilidad, dada la cantidad de asuntos personales y profesionales que gestionamos con nuestros smartphones. 

3. Limítate a las tiendas de apps oficiales para comprar aplicaciones.

Tanto Google Play como la App Store de Apple aplican medidas para evitar que aplicaciones potencialmente peligrosas lleguen a sus tiendas. A menudo se encuentran fuera de las tiendas aplicaciones maliciosas que pueden ejecutarse en segundo plano y que ponen en peligro tus datos personales, como las contraseñas, los números de tarjetas de crédito y muchos otros, básicamente todo lo que guardas en el celular. Además, cuando estés en las tiendas de apps, fíjate bien en las descripciones y reseñas de las aplicaciones antes de descargarlas. Sin embargo, de alguna forma, las aplicaciones maliciosas y falsificadas consiguen acceder a las tiendas. Estas son algunas recomendaciones para evitar que esas aplicaciones ilegítimas lleguen a tu teléfono.

4. Haz una copia de seguridad de los datos de tu teléfono. 

Siempre es recomendable hacer una copia de seguridad del teléfono por dos razones:

  • En primer lugar, facilita el proceso de transición a un nuevo teléfono, ya que permite transferir los datos de la copia de seguridad del teléfono antiguo al nuevo. 
  • En segundo lugar, garantiza que seguirás teniendo tus datos si pierdes o te roban el teléfono. Si esto ocurre, podrás borrar de forma remota los datos del teléfono, conservando una copia segura de esos datos almacenada en la nube.  

Tanto los iPhones como los teléfonos Android ofrecen métodos sencillos para hacer copias de seguridad con regularidad. 

5. Aprende a bloquear o borrar el contenido de tu teléfono a distancia en caso de emergencia. 

En el peor de los casos, tu teléfono ha desaparecido. Lo has perdido definitivamente. O se ha extraviado irremediablemente o te lo han robado. ¿Y ahora qué? Bloquéalo a distancia o incluso borra completamente sus datos. Aunque, en principio, borrar el teléfono pueda parecer un poco drástico, si realizas copias de seguridad periódicas como se ha descrito, tus datos estarán seguros en la nube, listos para que los restaures. En definitiva, esto significa que los hackers no podrán acceder a tu información confidencial personal ni profesional, lo que te evitará problemas y mantendrá a salvo a tu empresa. Apple proporciona a los usuarios de iOS una guía detallada para borrar dispositivos de forma remota, y Google también ofrece una guía para los usuarios de Android.

6. Deshazte de las aplicaciones antiguas y actualiza las que conserves. 

Nos ocurre a todos; descargamos aplicaciones, las utilizamos una vez y luego nos olvidamos de que las tenemos en el dispositivo. Dedica unos instantes a recorrer la pantalla para ver cuáles son las que ya no necesitas y elimínalas junto con sus datos. Algunas aplicaciones tienen una cuenta asociada que también puede almacenar datos de tu teléfono. Da un paso más y elimina esas cuentas para que se borren también los datos que no están en el teléfono.

El motivo es que cada aplicación adicional es otra que debe actualizarse o que puede tener un problema de seguridad asociado. Cuando abundan las filtraciones de datos y las vulnerabilidades, eliminar aplicaciones obsoletas es una decisión inteligente. En cuanto a las que conserves, actualízalas regularmente y, si es posible, activa las actualizaciones automáticas. Las actualizaciones no solo introducen nuevas funciones en las aplicaciones, sino que a menudo también solucionan problemas de seguridad.

7. Protege tu teléfono. 

Dado que gran parte de tu vida está en el teléfono, instalar un software de seguridad puede protegerte a ti y a todo lo que guardas en el dispositivo. Ya uses Android o iOS, un software de seguridad para móviles protegerá tus datos, tus compras y tus pagos.

FacebookLinkedInTwitterEmailCopy Link

Mantente al día

Síguenos para mantenerte al día de las novedades de McAfee y estar al tanto de las amenazas de seguridad más recientes para particulares y dispositivos móviles.

FacebookTwitterInstagramLinkedINYouTubeRSS

Más artículos de

Back to top