Contexto

business-discussions-2males-laptop-2

El asunto migratorio que más afecta a McAfee y al resto del sector tecnológico es el programa de visados de Estados Unidos H-1B. El  programa H-1B  permite a las empresas de Estados Unidos contratar temporalmente trabajadores extranjeros para ocupar puestos que requieren conocimientos teóricos y prácticos altamente especializados y un grado universitario o título de posgrado en la especialidad o su equivalente. Los puestos de trabajo especializados contemplados por el H-1B incluyen campos como las ciencias, la ingeniería y la tecnología de la información. El Congreso de Estados Unidos especifica cuántos visados de este tipo pueden emitirse anualmente, y esa cantidad es conocida como cantidad máxima reglamentaria H1-B. En 2018 esa cantidad es de 65 000, con una exención de 20 000 para quienes posean títulos de posgrado.

Durante años, el sector tecnológico de Estados Unidos ha solicitado el aumento de la cantidad máxima reglamentaria H1-B para ayudar a subsanar la falta general de profesionales de TI. La falta de profesionales expertos en TI está bien documentada y va en aumento. Por ejemplo, según Code.org, ahora mismo hay más de 500 000 puestos de trabajo vacantes en todo el país, y en el mercado laboral solo hay 42 969 graduados en Informática. En ciberseguridad, el déficit de trabajadores cualificados llegará a 1,8 millones en 2022, según el estudio  Global Information Security Workforce Study más reciente. Por ello, aunque no siempre fue así, el déficit de profesionales de la tecnología ha sido la causa del aumento de la cantidad de visados H-1B.

Por qué es importante para McAfee

McAfee depende de empleados altamente cualificados en los campos científico, tecnológico, de ingeniería y matemático para desarrollar productos innovadores y satisfacer las necesidades de seguridad de nuestros clientes que, además, están en aumento. Nuestra primera opción siempre es contratar trabajadores estadounidenses cualificados. Sin embargo, en los casos en que no podemos contratar ninguno, utilizamos el programa H-1B. Por esta razón respaldamos la opinión del sector que solicita una estrategia conforme al mercado que permita a las empresas decidir qué tipo de trabajadores necesitan.

Recomendaciones de la política

  • Para resolver los problemas de seguridad más complejos a los que las organizaciones se enfrentan hoy día, el sector, el Estado y las universidades deben trabajar para aumentar de forma considerable la cantidad de profesionales de la ciberseguridad en el mercado laboral. Para conseguir este objetivo, McAfee utiliza el programa de visados H-1B y complementar así la contratación de empleados altamente cualificados e innovadores en Estados Unidos.
  • Una estrategia de largo plazo y completa para resolver el déficit de profesionales debería eliminar las barreras para entrar en ese campo y aumentar las oportunidades educativas. De esta forma nos aseguraríamos de que personas con talento de distintas procedencias tuvieran la oportunidad de corregir el déficit de profesionales de TI y ciberseguridad.

    • La realidad del mercado mundial indica que la competencia en la búsqueda de profesionales es internacional. Por tanto, necesitamos reformas eficaces de la ley de inmigración para facilitar que los mejores profesionales del mundo puedan trabajar en Estados Unidos junto a estadounidenses innovadores, emprendedores y expertos. 
  • Coincidimos con el consejo Information Technology Industry Council (ITI) en recomendar la reforma de la ley de inmigración de expertos para complementar y aumentar la cantidad de profesionales estadounidenses altamente cualificados. De esta forma se reforzaría a las empresas estadounidenses ahora y de cara al futuro. También coincidimos en que la reforma de la ley de inmigración de personas muy cualificadas debe invertir en programas de formación eficaces en Estados Unidos que preparen a los futuros innovadores y emprendedores para que nuestra nación siga siendo un líder mundial.
  • El Estado, el sector y las universidades deben colaborar para resolver el problema del déficit de profesionales de la ciberseguridad. McAfee apoya el CyberCorps Scholarship for Service (SFS), un programa de becas gestionado por la National Science Foundation (NSF).

    • Dada la escala del déficit de profesionales cibernéticos, los responsables de la elaboración de políticas deberían incrementar significativamente la dotación del programa para acercarse a los 180 millones de dólares. Si se alcanza esa cantidad, el programa podría conceder unas 6400 becas.
    • También recomendamos expandir el programa SFS o crear uno parecido para la formación profesional. Los centros de formación profesional suelen atraer a distintos tipos de estudiantes como veteranos de guerra y otros adultos que pueden haber tenido otras trayectorias profesionales o incluso estar trabajando a tiempo parcial o completo. En estos centros también puede favorecer la diversidad étnica en un ciberprograma, algo muy necesario en nuestro sector.
  • También es muy necesario invertir para animar a los estudiantes, especialmente niñas, de primaria y secundaria a proseguir estudios en los campos científico, tecnológico, de ingeniería y matemático. Se estima que entre 2012 y 2022 el número de puestos de trabajo en esos campos crecerá hasta superar los 9 millones, de acuerdo con la estadística de empleo más reciente del Bureau of Labor Statistics citada por la  STEM Education Coalition  en Washington, D.C.