Comercio internacional

Contexto

McAfee respalda la modernización de las aduanas y los procedimientos comerciales. Dependemos de que nuestros productos crucen las fronteras de forma rápida, rentable y con unos aranceles mínimos. McAfee cree en acuerdos comerciales internacionales que abren mercados y dan igualdad de oportunidades a las empresas de Estados Unidos. Respalda el TLCAN, dado el impacto positivo que tiene en la competitividad de la industria estadounidense y en el crecimiento general del empleo.

Los socios de los 20 acuerdos de libre comercio actuales compran casi la mitad de las exportaciones de bienes fabricados en Estados Unidos, aunque representan menos del 10 % de la economía mundial. Según el Peterson Institute for International Economics, los ingresos reales de los estadounidenses son un 9 % más altos debido a la mayor apertura comercial. El sueldo de los trabajadores vinculados a las exportaciones es, en promedio, un 18 % más alto que el de otros trabajos.

La Administración de Estados Unidos debería negociar más acuerdos de libre comercio, proteger los actuales y aprobar la Autoridad de Promoción del Comercio Los acuerdos de libre comercio bien concebidos y aplicados de forma sistemática reducen y eliminan las barreras comerciales que pueden paralizar la actividad de las empresas de Estados Unidos.

Por qué es importante para McAfee

Desde que se negociaron los actuales acuerdos, la ciberseguridad se ha convertido en una importante fuerza económica mundial. Se estima que el gasto global en ciberseguridad será de más de 100 mil millones de dólares en 2018 y de170 mil millones en 2020. Norteamérica es el mercado de ciberseguridad más grande, cuenta con una gama amplia de soluciones de seguridad, la mayor parte de las cuales están en clientes estadounidenses. El sector de la ciberseguridad de Estados Unidos también es una fuente generadora de trabajos con altos sueldos, y reducir el déficit interno de profesionales de la ciberseguridad es un objetivo nacional.

Un sector de este tamaño, vitalidad y prioridad debería ser parte de los acuerdos y la estrategia comerciales de Estados Unidos. Facilitar el comercio internacional de productos y servicios de ciberseguridad hará crecer el sector de forma continuada, creará puestos de trabajo en ese campo y mejorará la competitividad y el liderazgo de Estados Unidos en el mercado de la ciberseguridad.

Excesivas regulaciones internacionales en materia de ciberseguridad pueden ser un inconveniente para las empresas estadounidenses. Una forma de abordar estos temas es promover entre las partes de futuros acuerdos comerciales el desarrollo y la equiparación de marcos de gestión del ciberriesgo creados de forma voluntaria. La madurez del mercado de la ciberseguridad, así como la solidez y la sofisticación de la protección, varía entre los países de Norteamérica. Compartir un marco integral de principios de ciberseguridad ayudaría a las partes a perseguir los mismos objetivos en ese ámbito, tomar decisiones sobre inversiones en seguridad con conocimiento de causa, conseguir que los proveedores de servicios se adhieran a un estándar y a que el mercado norteamericano de la ciberseguridad sea más maduro.

Puntos clave

Negociar más acuerdos de libre comercio

La Administración de Estados Unidos debería negociar más acuerdos de libre comercio y proteger los existentes. Los acuerdos de libre comercio bien concebidos y aplicados de forma sistemática reducen y eliminan las barreras comerciales que pueden paralizar la actividad de las empresas de Estados Unidos. Los que se aplican de forma sistemática eliminan y reducen las barreras comerciales que pueden debilitar a las empresas de Estados Unidos. Si se negocian más acuerdos de libre comercio, la Administración no necesitará localizar el I+D, la propiedad intelectual y la fabricación dentro de sus fronteras como condición para acceder al mercado. Estas medidas crean obstáculos para la competencia, reducen el comercio global en más de 90 mil millones al año y debilitan la innovación en el sector tecnológico.

 

Aprobar la Trade Promotion Authority

McAfee cree que la Administración debería aprobar la Trade Promotion Authority (TPA). La TPA no solo respalda el crecimiento de puestos de trabajo en Estados Unidos, sino que hace que seamos más competitivos fuera de nuestras fronteras. Si se actualiza la TPA, nuestros partners globales verán que el Congreso apoya a los negociadores de Estados Unidos cuando solicitemos acuerdos más estrechos. Ello nos permitiría competir en la economía global, dado que da las mismas oportunidades a las empresas propiedad del Estado y a las privadas. Además, los acuerdos con normas claras animan a otros países que no han firmado ninguno a establecer sus propias normas, lo que ayuda a las empresas y trabajadores estadounidenses a competir mejor en la escena internacional.

 

Eliminar los aranceles sobre las tecnologías de la información y las comunicaciones

El Acuerdo sobre Tecnología de la Información de la Organización Mundial del Comercio firmado en 1996 abarca muchos productos de alta tecnología. Hoy día cuenta con 82 participantes que representan aproximadamente el 97 % del comercio mundial de productos de TI. La Administración de Estados Unidos debe seguir manteniendo los aranceles cero del Acuerdo, que beneficia a las mayores empresas tecnológicas estadounidenses. McAfee está convencida de que la existencia de menos aranceles nos beneficia. En caso en caso contrario, son una barrera de entrada innecesaria que suele inclinar la decisión de compra hacia productos con menos gravámenes.

 

Incluir la gestión del riesgo de la ciberseguridad de bienes digitales en futuros acuerdos

La mayoría de los acuerdos comerciales más antiguos, tales como el TLCAN, apenas contemplan el aspecto de la ciberseguridad de los bienes y servicios digitales incluidos en ellos. Excesivas regulaciones internacionales en materia de ciberseguridad pueden ser un inconveniente para la competitividad de las empresas estadounidenses. Para abordar estas cuestiones, instamos al U.S. Trade Representative a incluir marcos voluntarios de gestión del riesgo de la ciberseguridad similares al marco NIST en los futuros acuerdos comerciales.