Contexto

Para que la tecnología sea eficaz, las personas y las empresas deben poder confiar en ella. McAfee está convencida de que la confianza en la integridad de los sistemas —tanto si es el firewall de una empresa como el teléfono móvil de un niño— es esencial para poder sacar el máximo partido de las tecnologías que utilizamos. Para tener esa confianza, son fundamentales la privacidad y la protección de los datos personales. McAfee está comprometida con la protección de clientes, consumidores y empleados.

Las políticas corporativas de McAfee , publicadas en nuestro sitio web, describen nuestra concepción de la privacidad según los mejores métodos que existen para protegerla. Además, eliminamos las barreras artificiales y facilitamos las actividades empresariales apoyando el flujo libre de información en todo el mundo. Utilizamos una combinación de directivas, estándares, procedimientos y guías para gestionar de forma eficaz la información de identificación personal en los procesos de negocio y en el desarrollo de productos y servicios, de forma que clientes y empleados puedan disfrutar de las ventajas de los dispositivos digitales.

La privacidad y la seguridad incorporadas al diseño (Privacy by Design, PbD, y Security by Design, SbD, respectivamente) requieren que las empresas tengan en cuenta ambos aspectos cuando crean productos y servicios, y cuando implementan herramientas internas. Ambas también incentivan la implementación de procesos de asignación de responsabilidades en el desarrollo de tecnologías y la prestación de servicios.

Cuantos más dispositivos digitales se conecten a Internet, más necesario será que compartan información y aplicaciones y que los datos se almacenen de forma remota (por ejemplo, en servidores de centros de datos), así como prestar más atención al equilibrio entre rendimiento, administración de la energía y seguridad. Para que esos datos estén adecuadamente protegidos será necesario centrarse en la seguridad de las redes y de los endpoints. Para que los dispositivos se conecten a las redes será necesario recopilar y procesar parte de su información (por ejemplo, la dirección IP). McAfee cree que es imprescindible reconocer que el procesamiento de información de los dispositivos es necesario para proteger la privacidad.

Por qué es importante para McAfee

McAfee está convencida de que la privacidad es fundamental para conseguir nuestro objetivo corporativo de que las personas confíen en el uso de la tecnología. La privacidad es un elemento necesario para dar confianza. Estamos comprometidos con la protección razonable de la privacidad de las personas con las que hacemos negocio, clientes y particulares, y también de nuestros empleados.

La protección de los datos personales y la propiedad intelectual es un aspecto esencial para particulares y empresas.

La privacidad es un elemento fundamental de la marca y la imagen de marca de McAfee. Nos esforzamos por cumplir todas las leyes y regulaciones que sean de aplicación.

Puntos clave

  • La privacidad y la seguridad son prerrequisitos necesarios para que las personas confíen en el uso de la tecnología.
  • Proveedores y prestadores de servicios deben integrar la exigencia de responsabilidades del modelo de la privacidad incorporada al diseño. De esta forma se aseguran de que la privacidad sea un elemento fundamental del proceso.
  • Cualquier legislación y/o regulación nueva en materia de privacidad digital debe contemplar el concepto de privacidad incorporada al diseño, lo que requiere implementar procesos de exigencia de responsabilidad en el desarrollo de tecnologías. Los legisladores y las entidades regulatorias deben evitar imponer obligaciones normativas a estándares detallados o revisiones obligatorias y minuciosas de productos por parte de terceros ya que aumentarían el tiempo de lanzamiento al mercado y los costes de los productos. Tales impactos negativos en la innovación se ven agravados cuando no está claro si los terceros tienen los recursos o conocimientos adecuados para hacer revisiones tecnológicas.
  • McAfee cree que el procesamiento de información de dispositivos (por ejemplo, la dirección IP) es necesario para conectarse a Internet y proteger de forma razonable la información personal.