No salga en los titulares a causa de una fuga de datos

Mediante tácticas más avanzadas y dirigidas, el malware de hoy día tiene una tasa de éxito mayor. Si a esto se añaden el creciente uso de servicios en la nube y el papel que juegan elementos internos en la pérdida de datos (que inician casi la mitad de las fugas, muchas veces de forma involuntaria), está claro que solo impedir que los hackers accedan a las redes tradicionales no es suficiente.

Una estrategia de protección de datos eficaz debe ser una combinación de cifrado robusto, prevención de fugas de datos, administración centralizada y directivas de seguridad comunes que gobiernen el flujo y uso de los datos en todos los entornos.

Robusta seguridad de datos en todos los entornos

Ampliación de la seguridad de los datos

Amplíe las directivas de protección de datos y su implementación para cubrir todos los entornos de TI, incluidos los endpoints locales, los servidores de archivos y los servicios en la nube.

Protección de los datos

Bloquee los datos críticos con un cifrado de unidades diseñado para empresas o gestione el cifrado nativo de los sistemas Windows y macOS. Si se produce alguna fuga, las tecnologías de cifrado ayudan a que los hackers no puedan utilizar los datos a los que han accedido.

Protección sistemática

Utilice una plataforma centralizada de administración de la seguridad para gestionar despliegues e implementaciones de directivas, la generación de informes y el flujo de trabajo ante incidentes.

Nuestras soluciones

¿Tiene alguna consulta?

Podemos ayudarle. Póngase en contacto con nosotros para hablar de la implementación, precios, especificaciones técnicas, etc.

Póngase en contacto con nosotros