Guía para padres sobre ChatGPT

ChatGPT es, sin duda, el mayor hito tecnológico del año. Es el centro de acalorados debates en escuelas y universidades, ha hecho historia al ser la aplicación de más rápido crecimiento de todos los tiempos, y además, ¡ha provocado que Google active un código rojo! Pero si todavía no sabes bien qué es esto de ChatGPT, hemos venido en tu ayuda. Sigue leyendo porque he preparado una “chuleta” con los conceptos más importantes para que puedas ponerte al día. Además, te voy a dar algunos consejos que te ayudarán a gestionar esta intrigante tecnología y a controlar el uso que tus hijos puedan hacer de ella.

Entonces, ¿qué es ChatGPT?

ChatGPT es un programa de software en línea que utiliza una nueva forma de inteligencia artificial (la inteligencia artificial generativa) para proporcionar respuestas, tal y como lo haría un humano, a una amplia gama de preguntas. Créeme cuando te digo que sus respuestas no son en absoluto robóticas y suenan mucho más inteligentes y naturales que lo que hemos visto hasta ahora en anteriores versiones de software de inteligencia artificial. ChatGPT puede ayudarte en una infinidad de situaciones: escribir una receta, escribir poesía, conseguir consejos para tu próxima fiesta o traducir un texto. Piensa que es como Google pero con esteroides. La diferencia es que en lugar de abrumarte con miles de resultados de búsqueda, los resume de forma conversacional.

Fue desarrollado por la startup OpenAI de San Francisco, cofundada por Elon Musk y Sam Altman en 2015. Como todas las nuevas startups, también cuenta con un montón de inversores, pero Microsoft es, sin duda, el mayor.

Cuando le pedí a ChatGPT que se describiera, me respondió:

ChatGPT es un modelo de IA conversacional desarrollado por OpenAI. Se basa en la arquitectura GPT-3 (Generative Are-trained Transformer 3), que es uno de los modelos lingüísticos más grandes y avanzados que existen. El modelo se ha entrenado con un corpus masivo de datos de texto de Internet, lo que le permite generar respuestas similares a las humanas sobre una amplia gama de temas y preguntas. Puede utilizarse para impulsar diversas aplicaciones, como chatbots, traducción de idiomas, generación de contenidos, etc.

En resumen, ChatGPT utiliza inteligencia artificial generativa para proporcionar contenidos que parecen “humanos”, traducciones, resúmenes y resultados de motores de búsqueda en cuestión de segundos. Puede resolver preguntas de matemáticas, escribir chistes, elaborar un currículum y una carta de presentación, escribir código e incluso ayudarte a preparar una entrevista de trabajo.

¿Cómo funciona?

ChatGPT se basa en un modelo de lenguaje de gran tamaño, o LLM, lo que significa que está programado para comprender el lenguaje humano y crear respuestas basadas en grandes cantidades de datos. Tiene la capacidad de recordar o “registrar” el contexto del mensaje anterior de un usuario y utilizarlo para crear respuestas más adelante en la conversación, lo que le da una sensación que recuerda a una conversación humana.

¿Es muy popular?

Solo cinco días después de su lanzamiento, ChatGPT había registrado 1 millón de usuarios, según un tweet del cofundador de OpenAI, Sam Altman. En solo dos meses, había acumulado la friolera de 100 millones de usuarios activos mensuales, convirtiéndose en la aplicación de más rápido crecimiento de la historia. Para que te hagas una idea, TikTok tardó nueve meses en alcanzar los 100 millones de usuarios, e Instagram dos años y medio.

Sin duda, las principales razones de su popularidad son la facilidad de acceso y su aparentemente infinito abanico de posibilidades. Es muy fácil de usar. Una vez que hayas creado una cuenta, solo tienes que escribir tu solicitud o pregunta en el cuadro de texto. Además, no se exige una edad mínima a los usuarios, a diferencia de muchas otras plataformas de redes sociales. Es el asistente perfecto para prácticamente cualquier tarea, desde redactar un informe jurídico hasta responder preguntas o entablar una conversación en casi 100 idiomas. Por eso, no es de extrañar que muchísima gente le encuentre utilidad en su día a día.

Algunos expertos creen que el momento elegido para el lanzamiento de ChatGPT es otra de las razones de su éxito. Es bien sabido que el periodo del Renacimiento siguió a la Peste Negra en el siglo XIV, así que ChatGPT podría haber llegado en un momento de resurgimiento de la creatividad tras 2-3 años muy largos y duros de convivencia con Covid.

¿Cuánto cuesta?

ChatGPT sigue siendo un servicio gratuito, aunque recientemente se ha introducido una versión premium llamada ChatGPT Plus. Por 20 dólares al mes, los usuarios tendrán acceso al chatbot, incluso en momentos de alta demanda, con una velocidad de respuesta más rápida. Los nuevos usuarios también tendrán acceso prioritario a las nuevas funciones. Aunque nunca he tenido problemas para acceder a ChatGPT, ni siquiera en horas punta, tengo algunos amigos de EE. UU. que han tenido que invertir en la suscripción de pago, ¡de lo contrario tienen que esperar hasta altas horas de la noche para que la aplicación responda a sus preguntas!

¿Tiene competidores?

Microsoft anunció recientemente que incorporará parte de la funcionalidad de ChatGPT a sus motores de búsqueda Bing y Edge, pero que utilizará un modelo OpenAI de nueva generación más potente que ChatGPT. Si eres cliente de Microsoft, estate atento a tu bandeja de entrada porque recibirás una invitación.

Google acaba de presentar su oferta. Se llama Bard, es similar a ChatGPT, pero la mayor diferencia es que utilizará información actual de la web, mientras que las fuentes de datos de ChatGPT solo usan información de hasta septiembre de 2021. Algo que he podido confirmar personalmente con mi fuente, ¡ChatGPT! Bard se lanzó en marzo de 2023. Curiosamente, Google fue de hecho el primero en adoptar la IA conversacional mediante el lanzamiento de Lamda (Modelo de Lenguaje para Aplicaciones de Diálogo) en 2021, pero no lanzó una versión para el consumidor, lo que dejó un amplio margen para que ChatGPT fuera la primera oferta en la carrera con la competencia.

Como padres, ¿de qué debemos preocuparnos?

No hay duda de que ChatGPT ayudará a alimentar las mentes más curiosas y será una forma fascinante de pasar tiempo en línea para los menores más interesados en aprender. Sin embargo, hay algunas cosas que los padres debemos tener en cuenta para asegurarnos de que nuestros hijos estén lo más seguros posible.

1. Cuando ChatGPT te hace los deberes

Sin duda, la posibilidad de utilizar ChatGPT para escribir una redacción, resolver un problema de matemáticas o hacer las traducciones de francés ha sido la mayor preocupación para colegios, universidades y padres. En algunos centros ya se ha prohibido el uso de ChatGPT, mientras que en otros se están reescribiendo los planes de estudios para evitar las tareas que ChatGPT podría realizar.

Sin embargo, parece que esto se solucionaría con el lanzamiento de un nuevo software que puede detectar el trabajo que ha sido producido por ChatGPT. La Universidad de Stanford acaba de publicar DetectGPT, que ayudará a los profesores a detectar los trabajos que se hayan creado utilizando el chatbot ChatGPT u otros grandes modelos lingüísticos (LLM) similares. ChatGPT también ha lanzado su propia herramienta de detección de software ChatGPT, aunque se la considera “imperfecta”.

Qué podemos hacer. Algunos expertos creen que debemos trabajar con ChatGPT y que, de hecho, podría ser una poderosa herramienta de enseñanza si se adopta y se utiliza con sensatez. Independientemente de lo que pienses al respecto, te sugiero que colabores estrechamente con la escuela de tus hijos para conocer cuál es su política sobre su uso y que los animes a respetarla.

2. Contenido inapropiado

Aunque ChatGPT afirma que su intención es “generar respuestas apropiadas e informativas”, no hay garantía de que esto ocurra siempre. He pasado bastante tiempo intentando descubrirlo y me complace informar de que no lo he conseguido. Parece que hay ciertos temas de los que huye y que tiene un buen conjunto de límites sobre preguntas que no debe responder o asuntos que no debe tratar, pero no te fíes.

Qué podemos hacer. Si te preocupa, asegúrate de que tus hijos usen ChatGPT bajo supervisión.

3. ChatGPT no siempre acierta

Aunque el coeficiente intelectual y el alcance de ChatGPT parecen ilimitados, no es perfecto. No solo ha habido informes de incorrecciones objetivas al crear contenidos, sino que sus fuentes de datos solo llegan hasta septiembre de 2021.

Qué podemos hacer. Comprueba bien la fiabilidad del contenido que crea y recomienda a tus hijos que consulten una fuente fiable y segura para sus proyectos de investigación.

Y mi último consejo: si aún no has utilizado ChatGPT, prepárate una taza de café y dale una oportunidad. Como ocurre con todo en el mundo online, tienes que entender cómo funciona si quieres ayudar a tus hijos a mantenerse a salvo. Y si no estás seguro de qué preguntarle, ¿por qué no lo intentas con una receta para cenar? Solo tienes que introducir en el cuadro de texto lo que tengas en el frigorífico y, en cuestión de segundos, ¡tendrás una receta!

¡Buen provecho!

Alex

FacebookLinkedInTwitterEmailCopy Link

Mantente al día

Síguenos para mantenerte al día de las novedades de McAfee y estar al tanto de las amenazas de seguridad más recientes para particulares y dispositivos móviles.

FacebookTwitterInstagramLinkedINYouTubeRSS

Más de Seguridad en Internet

Back to top