Tenga cuidado con estas estafas de soporte técnico.

Todos nos hemos sentido frustrados alguna vez. ¿Su nuevo dispositivo tecnológico no funciona como debería? ¿O tal vez configurarlo se está convirtiendo en un verdadero dolor de cabeza? ¿Hemos acertado? Solo asegúrese de que, cuando pida ayuda, no caiga en una trampa de un supuesto servicio técnico.

Al igual que muchas otras estafas, las de soporte técnico juegan con las emociones de la gente. En concreto, la frustración que siente cuando las cosas no funcionan bien. Quiere solucionar el problema cuanto antes. Tanto es así que es posible que no preste suficiente atención a ese vínculo de soporte técnico que encontró en una búsqueda o un anuncio. Y termina cayendo en las manos de un soporte técnico que parece auténtico, pero no lo es.

Estos actores de pacotilla se hacen de oro gracias a las estafas de soporte técnico. De hecho, las grandes operaciones de estafas de soporte técnico se organizan y dirigen como un negocio: cuentan con centros de llamadas, equipos de marketing o grupos financieros, y pueden hacerse con ganancias considerables.

Obtienen dinero de varias maneras. A veces cobran grandes cantidades para arreglar un problema inexistente. Otras, instalan malware que roba información bajo la apariencia de un software que supuestamente corrige un problema. En algunos casos, piden acceso remoto a su ordenador para realizar un diagnóstico, pero en lugar de ello acceden a su ordenador para robar información.

Afortunadamente, estas estafas son bastante fáciles de detectar. Y evitar. Si sabe a qué debe prestar atención.

¿Cómo son las estafas de soporte técnico?

Empecemos con un breve resumen sobre las estafas de soporte técnico. Suelen utilizar dos métodos principales.

En primer lugar, están las estafas que le rastrean activamente.

Puede tratarse de una llamada telefónica de alguien que se hace pasar por un representante de “Microsoft” o “Apple”. El estafador al otro lado de la línea le dirá que hay algún problema con su ordenador o dispositivo. Algo que hay que reparar urgentemente. Y, a continuación, le ofrece una solución falsa al problema falso, a menudo con un alto coste. Del mismo modo, pueden llegar a usted a través de un anuncio emergente. Una vez más, le aseguran que su ordenador o dispositivo necesita una reparación urgente. Estas estafas se cuelan de diferentes maneras:

  • Al hacer clic en vínculos de correos electrónicos no solicitados.
  • Desde los anuncios emergentes de sitios web peligrosos.
  • A través de ventanas emergentes de sitios web auténticos en los que se han instalado anuncios maliciosos.
  • A través de llamadas telefónicas de spam, ya sea mediante llamadas robotizadas o agentes humanos.

En segundo lugar, están las estafas que acechan.

Se trata de servicios y sitios web falsos que se hacen pasar por un servicio de soporte técnico auténtico, pero que son todo lo contrario. Publican anuncios en motores de búsqueda o publican otros anuncios en las redes sociales, entre otros recursos, listos para que los busque y se ponga en contacto con ellos cuando tenga un problema que necesite solucionar. Algunos ejemplos son:

  • Anuncios clasificados online, publicaciones en foros y sitios web de blogs.
  • Anuncios en redes sociales como Facebook, Reddit, YouTube y Tumblr.
  • Resultados de búsquedas: ¡los estafadores también colocan anuncios de pago en motores de búsqueda!

Las estafas de soporte técnico se dirigen a todo el mundo, no solo a las personas mayores

Aunque los estafadores del servicio técnico pueden aprovecharse, y de hecho lo hacen, de los usuarios de ordenadores de edad avanzada, no son los únicos. La aparente falta de conocimientos informáticos convierte a los usuarios de más edad en un objetivo atractivo, pero también parece que un aparente exceso de confianza en los propios conocimientos hace que las víctimas más jóvenes también sean susceptibles de sufrir estafas de soporte técnico. Resulta que la mayoría de las víctimas de todo el mundo tiene entre 18 y 35 años, un grupo que conoce Internet de casi toda la vida, si no toda. Una investigación de la Unidad de Delitos Digitales de Microsoft reveló que 1 de cada 10 personas de entre 18 y 35 años que se encontró con una estafa de soporte técnico cayó en ella y perdió dinero.

Sea cual sea el grupo de edad, la Comisión Federal de Comercio (FTC) de los Estados Unidos afirma que las pérdidas declaradas en EE.UU. se cuentan por millones, sin tener en cuenta los supuestos millones más que no se denuncian.

Cómo detectar y evitar las estafas del servicio técnico

  • En lo que respecta a los anuncios y los resultados de las búsquedas, hay que estar atento a los errores ortográficos y gramaticales, los diseños poco profesionales y los logotipos que parecen ser una imitación de una marca de confianza.
  • No caiga en la trampa de la llamada. Si alguien le llama ofreciéndole “soporte técnico”, lo más probable es que quieran estafarle. Y si piden el pago en tarjetas regalo o criptomonedas como el bitcóin, es, sin duda, una estafa. Cuelgue, sin más.
  • Tenga en cuenta que las grandes empresas tecnológicas como Apple o Microsoft no le llamarán para ofrecerle soporte técnico o para avisarle de que “algo falla en su ordenador”. Estas llamadas provienen de impostores. Además, en muchos casos, la empresa ofrece soporte gratuito como parte de su compra o suscripción que podrá obtener por su cuenta cuando lo necesite. (Por ejemplo, es el caso de nuestros productos.)
  • No haga clic en ningún vínculo ni llame a ningún número que aparezca de repente en su pantalla y le advierta de un problema informático. Se trata, casi con total seguridad, de un intento de estafa. Esto suele ocurrir al navegar por Internet. Basta con cerrar el navegador y abrir una nueva ventana para eliminar el anuncio o el vínculo.
  • Vaya a la fuente. Póngase en contacto con la empresa directamente para obtener soporte, escriba manualmente su dirección en el navegador o llame al número que viene con el paquete o la compra. No haga búsquedas. De este modo, evitará a los impostores que saturan los resultados de búsqueda con anuncios falsos.
  • Proteja su navegación. Utilice una extensión de navegación segura que pueda detectar sitios web maliciosos y le ayude a evitar hacer clic en ellos por error. Un software de seguridad integral le ofrecerá protección para su navegación, además de protegerle contra malware y virus.

Por último, un buen consejo general es mantener actualizados los dispositivos y las aplicaciones. Las actualizaciones periódicas suelen incluir correcciones y mejoras de seguridad que pueden ayudar a mantener a raya a los estafadores y hackers. Puede configurar sus dispositivos y aplicaciones para que se descarguen automáticamente. Y si necesita una actualización o descarga por su cuenta, vaya al sitio web oficial de la empresa. Manténgase alejado de los sitios web de terceros que puedan albergar malware.

Qué hacer si cree que le han estafado:

1. Cambie sus contraseñas.

De este modo estará protegido si el estafador pudo acceder a las contraseñas de su cuenta de alguna manera. Aunque puede ser un poco tedioso, es vital. Un gestor de contraseñas que forme parte de una protección integral online puede facilitarle esta tarea.

2. Ejecute un análisis de malware y virus de inmediato.

Elimine los archivos o las aplicaciones que el software indique que son un problema. Haga lo mismo con otros dispositivos de su red. Los estafadores experimentados y persistentes pueden infectarlos también simplemente accediendo a un dispositivo de su red.

3. Detenga el pago.

Póngase en contacto inmediatamente con su banco, empresa emisora de su tarjeta de crédito, plataforma de pago online o servicio de transferencias bancarias para revertir los cargos. Presente también una denuncia por fraude. Cuanto antes actúe, más posibilidades tendrá de recuperar parte o la totalidad de su dinero. (Tenga en cuenta que esta es una buena razón para utilizar las tarjetas de crédito para compras online, ya que ofrecen una protección adicional que las tarjetas de débito y otros servicios de pago no ofrecen).

4. Denuncie la estafa.

En los Estados Unidos, puede ponerse en contacto con https://www.ftc.gov/complaint, que comunica la denuncia a miles de organismos policiales. Aunque no puedan resolver su problema particular, su denuncia puede ser útil en investigaciones más complejas que permitan presentar una acusación contra los estafadores y, con ello, hacer que Internet sea más seguro para el resto de los usuarios. Su lista de preguntas frecuentes también es especialmente útil, ya que responde a preguntas importantes del tipo: “¿cómo puedo recuperar mi dinero?”

¡Disfrute de sus dispositivos!

¡Esperamos que sus regalos navideños funcionen! Y que encuentre soluciones rápidas cuando las cosas no salen como se esperaba. En definitiva, si se encuentra ante un problema técnico, acuda directamente a la fuente para solucionarlo, tal y como hemos indicado anteriormente. Como puede ver, los estafadores se camuflan entre anuncios, resultados de búsqueda y foros online auténticos, listos para aprovecharse de usted cuando necesite ayuda.

Del mismo modo, manténgase alerta ante los estafadores que se pongan en contacto con usted, especialmente en esta época del año en la que tanta gente está adquiriendo tantos dispositivos nuevos. Tener claro que los servicios técnicos auténticos no le llamarán de improviso es un buen punto de partida. En definitiva, opte por los profesionales que conoce, los que tiene a su alcance en las empresas de su confianza.

FacebookLinkedInTwitterEmailCopy Link

Stay Updated

Follow us to stay updated on all things McAfee and on top of the latest consumer and mobile security threats.

FacebookTwitterInstagramLinkedINYouTubeRSS

More from Consumer

Back to top