Loading...

Proteja su privacidad con una VPN

Aunque tenga la sensación de que lo que hace en Internet es privado, ahora sabemos que eso no es del todo cierto. Los proveedores de servicios de Internet suelen rastrear y almacenar información sobre nuestras actividades y los sitios web que visitamos. Así es como pueden mostrarle anuncios adaptados a lo que ha estado buscando. ¿Cómo puede proteger su privacidad?

¿Qué es una VPN?


Usar una VPN (red privada virtual) es una forma de proteger su privacidad en Internet y de mantener su información a salvo de hackers, proveedores de servicios de Internet y otros curiosos.

Las VPN permiten a los usuarios navegar con seguridad y acceder a datos personales a través de redes públicas. Al igual que un firewall protege los datos en su equipo, una VPN protege su actividad cifrando (o codificando) sus datos cuando se conecta a Internet desde una ubicación pública o remota. Una VPN le permite enmascarar su ubicación, su dirección IP y su actividad en Internet. 

Ventajas de las VPN

Una VPN puede ayudarle a evitar que tanto los hackers como las empresas cuyos sitios web visita puedan acceder a su información privada. Cuando usa una VPN, su actividad de navegación, contraseñas, mensajes de correo electrónico y otros datos aparecen como ininteligibles para cualquiera que intente acceder a ellos. Con esto no solo se bloquea a los delincuentes, sino también a las empresas que tratan de compartir sus hábitos de navegación y otros datos con terceros.

¿Necesito una VPN?

 

Si quiere llevarse el portátil o el móvil a la biblioteca o a la cafetería, probablemente se conecte a Internet a través de una red Wi-Fi pública. El problema es que muchas redes Wi-Fi públicas gratuitas no están protegidas. Esto significa que un hacker podría interceptar fácilmente la información que envía a través de la red pública, incluidas sus contraseñas y sus datos bancarios. Pero, si usa una VPN personal, puede conectarse de forma segura en cualquier momento que esté fuera de casa.

¿Necesito una VPN cuando estoy de viaje?

 

Viajar a menudo significa estar rodeado de redes Wi-Fi desconocidas y conectarse a ellas. Esta vulnerabilidad hace que sea especialmente importante contar con una solución de seguridad inteligente para todos sus dispositivos. Si suele pasar mucho tiempo navegando o trabajando desde su dispositivo mientras viaja, asegúrese de descargar aplicaciones de seguridad (incluida una VPN) que protejan sus dispositivos.

Si viaja a ciudades donde suele haber muchos robos (o si simplemente es una persona olvidadiza), muchas de las aplicaciones de seguridad también ofrecen protección antirrobo. Esta función permite al usuario hacer una copia de seguridad, bloquear y borrar los datos del dispositivo de forma remota en caso de que le roben el teléfono.

¿Cómo sé qué proveedor de VPN elegir? 

Al seleccionar un proveedor de VPN, tenga en cuenta los siguientes criterios:  

  • Facilidad de uso: elija tecnología segura que no le exija ser un experto para usarla. Por eso debe buscar un producto que sea fácil de instalar, como la aplicación de VPN  McAfee®  Safe Connect , que le permite conectarse de manera fácil y segura, y le garantiza que sus contraseñas y datos siguen siendo privados cuando se conecta a redes públicas. 

  • Seguridad reforzada: busque una VPN con cifrado de nivel bancario. De esta manera, nadie podrá leer ni acceder a la información privada que envía a través de Internet. 

  • Acceso a ubicaciones virtuales: esta función le ayuda a ser aún más anónimo en Internet mediante el uso de un servidor VPN que muestra un lugar diferente al de su punto de acceso. Por ejemplo, puede conectarse desde Estados Unidos, pero su servidor VPN puede mostrar que se está conectando desde Francia.  

¿De qué otras maneras puedo protegerme de los hackers?

Usar una VPN es un buen comienzo, pero no es la única forma de protegerse de los hackers en Internet. Siga estos consejos para mantener seguros sus datos y sus dispositivos:

  • Elija redes Wi-Fi protegidas por contraseña. Si tiene que conectarse a una red Wi-Fi, elija aquellas redes que tengan acceso protegido por contraseñas WPA o WP2. Si la red no le pide una contraseña, la conexión podría estar expuesta a hackers y otras amenazas.

  • Busque el icono del candado. Asegúrese de que las páginas web que visite estén cifradas (es decir, que comiencen por "HTTPS") siempre que sea posible y que contengan un icono del candado en la barra de direcciones. Puede verlo al comienzo de la dirección URL a la que está accediendo: si la URL comienza con "HTTP", salga de la página, sobre todo si estaba a punto de hacer algún trámite delicado.

  • Esté atento a las señales de advertencia. Las advertencias SSL y TLS son mensajes que aparecen en su navegador cuando se encuentra una conexión poco segura; es probable que haya hecho clic en estas notificaciones sin pensarlo dos veces. La próxima vez, dedique un momento a reflexionar sobre lo que va a aceptar antes de cerrar las notificaciones porque podría significar que está poniendo en peligro sus dispositivos y sus datos .

  • No se olvide de sus ajustes. No configure su dispositivo para que se conecte automáticamente a redes Wi-Fi, especialmente a las públicas. Asegúrese de que sus ordenadores portátiles, tabletas o smartphones "olviden" ciertas redes cuando se desconecte de ellas y que solo se vuelvan a conectar cuando usted elija hacerlo manualmente. 

Siguiendo estos consejos y utilizando un proveedor de VPN de confianza estará poniendo los medios para proteger sus datos y sus dispositivos de hackers, proveedores de Internet y otras organizaciones que pretenden aprovecharse de su falta de privacidad.