¿Qué es una cartera de criptomonedas y cómo mantener la seguridad de tu cartera?

Celebridades de primera línea y personas influyentes en las redes sociales suman sus voces a las de otros aficionados a las criptomonedas, invitándote a acompañarlos en las inversiones del futuro. Para bien o para mal, es imposible negar la influencia de las criptomonedas en el mundo actual. En algunos sectores, aceleran el ritmo de los negocios y para algunos es una forma viable de llegar a fin de mes y establecer inversiones a largo plazo. Pero el sector de las criptomonedas también ha demostrado ser vulnerable a los ciberdelincuentes. Por ejemplo, la maniobra llamada Wormhole hack filtró 320 millones de dólares, y los ciberdelincuentes están apuntando a las plataformas de criptografía con ransomware y estafas con aplicaciones de minería informática.

Tanto si ya estás en el juego de las criptomonedas como si estás pensando en hacerlo, esto es lo que necesitas saber sobre las criptocarteras y algunos consejos para mantener la tuya a salvo de los ciberdelincuentes.

¿Qué es una cartera de criptomonedas? 

Una cartera de criptomonedas, o criptocartera, es un producto de software o un dispositivo físico que guarda las claves públicas y privadas de tus cuentas de criptomonedas. Las claves son cadenas de números y letras que cifran y descifran las transacciones criptográficas y dan seguridad a sus cuentas. Se podría pensar en las claves públicas como los números de ruta y de cuenta que aparecen en la parte inferior de los cheques en papel. Un delincuente no puede hacer mucho con esa información, y es totalmente normal pasarla a los conocidos con quienes se hacen negocios. Las claves privadas son como tu contraseña de banca en Internet o el PIN de tu tarjeta de débito. Hay que vigilarlos muy de cerca, porque si caen en las manos equivocadas, tu saldo bancario, ganado con tanto esfuerzo, podría desaparecer. Una cartera de criptomonedas también permite transferir fondos entre criptomonedas y realizar transacciones.

¿Cuáles son algunos tipos de criptocarteras? 

A continuación presentamos algunos tipos básicos de criptocarteras para ayudarte a decidir cuál es el más adecuado para ti.

Sin custodia y con custodia 

Una cartera sin custodia significa que tú eres el único guardián de las claves de tus criptoactivos. Si olvidaste tu contraseña, no hay un aviso de “¿Olvidó su contraseña?” que te permita volver a entrar. Aunque no disponer de esta red de seguridad puede ponerlo a uno un poco nervioso, las carteras sin custodia se consideran la opción más segura. No hay que preocuparse de que una falla de seguridad de una gran empresa filtre tu clave privada. Si eres responsable y estás preparado para cuidar de tus bienes por ti mismo, esta puede ser la mejor opción para ti.

Una cartera con custodia es un poco menos segura, pero tienes un tercero que te ayuda a iniciar sesión y gestionar tus cuentas de cripto. Las carteras con custodia suelen estar basadas en la web, y el mayor punto a tu favor es que suelen ser muy fáciles de usar. Aunque las carteras con custodia se toman la seguridad muy en serio, siempre existe la posibilidad de una filtración, especialmente porque las cuentas de criptografía son objetivos muy atractivos para los ciberdelincuentes.

Hardware vs. software 

Las carteras físicas en hardware, también conocidas como carteras frías, son dispositivos que caben en la palma de la mano. La mayoría de los modelos son dispositivos con Bluetooth que parecen pequeños controles remotos o unidades de memoria flash. El dispositivo está protegido por un PIN que nunca se debe anotar ni compartir con nadie. Además, hay que designar un lugar seguro y privado para guardar la cartera de hardware. Al igual que en el caso de una cartera sin custodia, el propietario es el único responsable de mantener el control del dispositivo y de recordar el PIN. Si uno lo pierde, las cuentas de criptomonedas quedan bloqueadas, y no existe hay ningún cerrajero que las pueda abrir. Siempre que se lleve un control, las carteras físicas son muy seguras. La mayoría de los modelos están equipados con funciones de seguridad a prueba de malware y virus.

Las carteras de software son aplicaciones móviles o de escritorio descargadas y conectadas a Internet. Permiten realizar transacciones sobre la marcha, ya que se puede acceder a las cuentas de criptomonedas desde el propio teléfono. En ese sentido, son más convenientes que las carteras de hardware. Además, las carteras de software tienen la misma red de seguridad que las carteras de custodia: si pierdes el teléfono, olvidas tu contraseña o necesitas ayuda para iniciar sesión, el fabricante del software puede ayudarte a acceder a tus cuentas. Las carteras electrónicas son muy seguras cuando se activa tu configuración de inicio de sesión con autenticación de dos factores; sin embargo, como se conectan a Internet, siempre existe la posibilidad de que un ciberdelincuente pueda entrar. Por lo tanto, las carteras de hardware se consideran más seguras que las de software.

Cómo mantener la seguridad de tu cartera de criptomonedas 

Consulta estos consejos para asegurarte de que tus bienes están seguros en tu cartera de criptomonedas:

  1. Comprueba tus cuentas regularmente. Es imprescindible que compruebes tu criptocartera con regularidad para asegurarte de que tus cuentas parecen estar en orden y de que puedes detectar rápidamente cualquier actividad sospechosa. Las criptocarteras y carteras digitales son diferentes a la billetera o el monedero que llevas en el bolsillo o en el bolso, porque cuando esta desaparece, es probable que te des cuenta muy pronto. “Teléfono, llaves, cartera” es un recordatorio que muchos repetimos antes de salir a la calle. Además, todo el mundo conoce las medidas inmediatas que hay que tomar cuando se pierde una cartera física: volver sobre tus pasos, bloquear las tarjetas de crédito y débito, solicitar un nuevo permiso de conducir. Si crees que hay algún problema con tu cartera, cancela cualquier tarjeta de crédito vinculada a tu cuenta, cambia tu contraseña inmediatamente y configura la autenticación de dos factores si aún no lo has hecho.
  2. Establece la autenticación de dos factores. Hablando de seguridad en el inicio de sesión, asegúrate siempre de activar la autenticación de dos factores. Es una de las mejores maneras de disuadir a un ladrón. Si tu dispositivo tiene autenticación biométrica, mejor aún. Esto significa que solo un escaneo de tu cara, voz o huella digital abrirá tus cuentas.
  3. Cómo identificar las estafas de las criptocarteras. Ten cuidado con los estafadores que pueden ser persistentes en el intento de obtener acceso a tus cuentas de criptomoneda. Si alguien te pide tu clave privada por correo electrónico, texto, teléfono o correo postal, no le hagas caso y ponte en alerta. Nunca compartas tu clave privada con nadie. Los intentos de phishing suelen utilizar el miedo o la emoción para engañar a la gente y hacer que divulgue información personal, así que no caigas en los mensajes que se hacen pasar por concursos o por una empresa de criptografía que necesita tu clave privada para restaurar tus cuentas.

Explora las criptomonedas con seguridad y confianza 

El valor de la criptomoneda está alcanzando alturas galácticas como las naves espaciales que aparecen en los anuncios de máxima audiencia. No te sientas presionado a subirte al cohete de las criptomonedas, pero si decides hacerlo, asegúrate de investigar cuidadosamente y tomar las mejores decisiones para alcanzar tus objetivos.

FacebookLinkedInTwitterEmailCopy Link

Mantente al día

“Síguenos para mantenerte al día de las novedades de McAfee y estar al tanto de las amenazas de seguridad más recientes para particulares y dispositivos móviles.”

FacebookTwitterInstagramLinkedINYouTubeRSS

Más de Seguridad en Internet

Back to top