Consejos para protegerte de quienes intentan hackear tus correos electrónicos

By on Jun 28, 2021

El intercambio de información que hacemos a través de nuestras cuentas, hace que hackear correos sea un delito muy recurrente entre los ciberdelincuentes que pugnan por obtener más datos nuestros. En este artículo encontrarás una serie de buenas prácticas para preservar la seguridad de tu correo electrónico.

¿Cuáles son las principales amenazas de ciberseguridad que tu cuenta de correo electrónico puede sufrir?

Si eres un usuario habitual y tienes cuentas tanto personales como corporativas, seguramente te preguntas cómo proteger un correo electrónico para mantener a salvo tus datos. Debes conocer en primer lugar cuáles son las amenazas más habituales que las cuentas de correo electrónico suelen sufrir:

  1. Correo no deseado: uno de los delitos más habituales, que todos padecemos, el spam. El objetivo no es otro que hackear nuestros correos, enviándonos publicidad, aunque generalmente, obtienen nuestras direcciones de correo de forma ilegal; extrayéndolas de otras páginas webs o blogs en los que estemos registrados.
  2. Phishing: un ciberdelito que atenta contra la seguridad de nuestro correo electrónico, también puede apuntar a nuestro teléfono. En este caso, los delincuentes suplantan la interfaz de una gran entidad e intentan, a través de un enlace, que le proporcionemos nuestros datos personales y bancarios.
  3. Malware: el malware es un software que se instala en tu ordenador y lo prepara para sufrir un ataque posterior. Suele enviarse por correo electrónico, a través de un PDF o un enlace fraudulento, generalmente suplantando a un organismo oficial o empresa.
  4. Relleno de credenciales: es un ciberataque que se realiza a través del robo masivo de datos, pero puede afectarte si la contraseña de tu correo es la misma para acceder a otros servicios.

¿Cómo proteger tu correo electrónico?

Existen algunos trucos que puedes llevar a cabo a diario para mejorar la seguridad de tu correo electrónico e impedir posibles ciberataques.

  1. No abras archivos que provengan de remitentes desconocidos.
  2. Evita hacer clic en enlaces, si las direcciones no te resultan confiables.
  3. Ten en cuenta que ni los bancos, ni las grandes plataformas como Google, Amazon o Apple van a pedirte nunca tu información confidencial por email. Si recibes emails en nombre de alguna organización de este tipo es probable que estés ante un delito de phishing. La buena noticia es que podrás reportarlos a los buzones de phishing de las empresas a las que los hackers estén intentando suplantar. Esta práctica es de gran ayuda para que las autoridades puedan detener a estos ciberdelincuentes que tratan de hackear correos electrónicos.
  4. Habilita un filtro anti-spam. Si tienes un buzón para los correos basura, configúralo para que se elimine automáticamente de forma periódica.
  5. Utiliza cuentas de correo distintas, separa lo importante de los emails comerciales o de suscripciones.
  6. Procura que tus contraseñas sean seguras: utilizar un gestor de contraseñas facilitará esta tarea y optimizará la seguridad de tus cuentas.
  7. No accedas a tu correo electrónico en equipos públicos ni a través de redes públicas wifi, o instala una VPN.
  8. Utiliza la copia oculta cuando tengas que enviar correos electrónicos a varias personas.
  9. Actualiza tus equipos regularmente, ya que la seguridad del correo electrónico y de la navegación suelen verse mejoradas, al ser uno de los temas que más preocupan a los usuarios.

¿Cómo aumentar la seguridad de tus cuentas de correo?

Protege específicamente cada una de tus cuentas de correo, llevando a cabo algunos pasos, que podrás repetir de forma regular y que mantendrán tu información a salvo de los ciberdelincuentes que traten de hackear tus correos.

Activa la verificación en dos pasos

Google, Microsoft, Apple y otros proveedores de cuentas de correo corporativas ponen a tu disposición este modo, para garantizar la seguridad de tu correo electrónico. Activando este procedimiento se lo pondrás más difícil a todo aquel que intente acceder sin autorización a tus cuentas personales.

Cuando activas este tipo de comprobación, además de introducir tu contraseña tendrás que facilitar un código único generado solo para tu acceso, este te será enviado según el modo que hayas elegido: SMS, herramienta de llaves o llamada.

Usa contraseñas seguras, únicas y renuévalas periódicamente

Es importante que no repitas la misma contraseña en distintos servicios, tu seguridad y la vulnerabilidad de tu cuenta aumentará. Puedes optar por aprender tú mismo a crear contraseñas seguras y guardarlas en un administrador de contraseñas.

Otra recomendación, muy útil, es utilizar un gestor seguro de contraseñas que te permitirá sincronizar las claves fácilmente entre dispositivos. Los navegadores también utilizan claves de cifrado, así que tus contraseñas estarán seguras. Renueva toda tus contraseñas, cada cierto tiempo, así incrementarás la seguridad de tu correo electrónico.

No instales extensiones en tus navegadores si no las necesitas

Las extensiones son softwares que podemos instalar en nuestros navegadores para personalizarlos y proporcionan funciones adicionales, en muchos casos, imposibles de obtener de otro modo. Muchas de ellas no están optimizadas y pueden experimentar problemas de seguridad.

Los navegadores son un punto de ataque habitual para los ciberdelincuentes, ya que es la herramienta a través de la cual casi todos nos conectamos a Internet e introducimos todos nuestros datos. Procura instalar solo las extensiones que necesites y hazlo siempre desde sitios oficiales; no las instales despreocupadamente como si fueran elementos seguros, no siempre lo son.

Rechaza todo lo que te resulte sospechoso

Si recibes correos con enlaces o webs que, aunque puedan parecer legítimas, no te resulten completamente fiable, te recomendamos que hagas una serie de comprobaciones para ayudarte a proteger tu correo electrónico. Estarás ante un posible delito si:

  • La dirección de correo del remitente no coincide con el nombre de la empresa a la que dice pertenecer.
  • El correo electrónico que usaron para ponerse en contacto contigo es diferente al que le proporcionaste a esa empresa.
  • Si contiene una URL que no coincide con el sitio web de la empresa.
  • El mensaje difiere en algo de los que suele mandar una determinada organización.
  • En el contenido se solicita información personal.
  • No solicitaste ningún mensaje de este tipo, pero recibes adjuntos con solicitudes de datos bancarios o datos personales.

Mejora la seguridad de tu correo electrónico instalando un antivirus en tus equipos. Tus navegadores quedarán protegidos de ciberataques y con ellos tus cuentas de correo y todo tu equipo. Además, las actualizaciones periódicas de la suscripción conseguirán que tu equipo no muestre vulnerabilidades.

Mantente al día

Para mantenerte al tanto acerca de las novedades de McAfee y de las amenazas de seguridad más recientes para particulares y dispositivos móviles, sigue a @McAfee_Home  en Twitter, suscríbete a nuestro boletín, escucha nuestro podcast Hackable? (en inglés) y haz clic en “Me gusta” en nuestro perfil de Facebook.

About the Author

McAfee

McAfee is the device-to-cloud cybersecurity company. Inspired by the power of working together, McAfee creates business and consumer solutions that make our world a safer place. Take a look at our latest blogs.

Read more posts from McAfee

Similar Blogs

Subscribe to McAfee Securing Tomorrow Blogs