Detecte las estafas en las compras del Black Friday y el Cyber Monday

No eres el único que espera con impaciencia los grandes descuentos del Black Friday y el Cyber Monday. Los hackers también. Mientras la gente acude en masa a grandes y pequeñas tiendas en busca de las mejores ofertas de Internet, los hackers ya tienen preparadas sus estafas.

Y, como en muchas otras estafas, una de las claves es el factor humano. Los estafadores siempre han jugado con nuestros sentimientos y nuestros miedos para ganarse nuestra confianza. Lo mismo ocurre en internet, especialmente durante la época navideña. Sabemos que puede ser una época estresante con la presión de encontrar ese regalo tan buscado que está tan de moda este año. Los delincuentes también lo saben y adaptan sus ataques para atraernos mientras estamos con el apuro de las compras.

Cinco formas de detectar una estafa en Internet

Como seguro que ya sabes detectar las buenas ofertas, aquí te explicamos cómo detectar las estafas en las compras online para que sus finanzas no se resientan más de lo debido estas fiestas:

1) Archivos adjuntos que simulan ser de tiendas y transportistas auténticos

Una de las estrategias más habituales es la introducción de malware a través de archivos adjuntos. Durante la temporada navideña suelen incluirlos en correos electrónicos con ofertas y avisos de seguimiento de tus pedidos. Las tiendas y las empresas de transporte jamás te enviarán ofertas, códigos promocionales o números de seguimiento en archivos adjuntos. En lugar de ello, lo señalarán claramente en el cuerpo del mensaje.

2) Engaños tipográficos y te dirigen a sitios web donde tus datos de pago y acceso, e incluso tu dinero,  pueden ser robados al intentar realizar un pedido con ellos

Una maniobra clásica de los estafadores es escribir direcciones de correo y URL falsas que se parecen muchísimo a las direcciones de las empresas auténticas. Suelen aparecer en correos electrónicos de phishing y, en lugar de llevarte a una gran oferta, te dirigen a sitios web donde tus datos de pago y acceso, e incluso tu dinero, pueden ser robados al intentar realizar un pedido con ellos.Para evitarlo, accede directamente al sitio web principal de la tienda. No te fíes de los enlaces que recibas por correo electrónico, SMS o mensaje directo; lo mejor es acceder al sitio web escribiendo manualmente la dirección auténtica y buscar allí la oferta.

3) Ofertas y sitios web falsos

Una táctica similar consiste en introducir errores en los nombres de sitios web que parecen de una tienda o marca de confianza, pero que no lo son. Estos sitios web pueden anunciar una oferta especial o un gran descuento en un artículo navideño muy buscado pero son solo una triquiñuela más de los hackers para obtener tus datos personales y financieros. Las formas habituales de difusión de estos sitios son las redes sociales, el correo electrónico y otras plataformas de mensajería. Una vez más, una URL “parecida a la real” es una pista de que es una falsificación, así que mejor ve directamente al sitio web de la tienda. Además, un software de protección online integral puede evitar que tu navegador abra sitios web sospechosos y advertirte de dichos sitios en tus resultados de búsqueda.

4) Aplicaciones falsas

Aunque las mejores copias pueden parecer profesionales y difíciles de detectar, una forma de evitar las aplicaciones falsas es ir a la fuente. Accede al sitio web de la tienda usando el navegador del móvil y busque el enlace a su aplicación oficial. También es recomendable ceñirse a tiendas de apps seguras, como Google Play y la App Store de Apple. Ambas tienen medidas para evitar que aparezcan aplicaciones maliciosas en sus tiendas. No obstante, siempre cabe la posibilidad de que estas aplicaciones falsas puedan colarse antes de ser detectadas, así que busca el nombre del editor en la descripción y asegúrate de que sea auténtica. En una aplicación falsa, el nombre suele ser bastante parecido al de la tienda original, pero no igual. Otras pistas que deben hacernos sospechar son los errores ortográficos y gramaticales, al igual que los diseños poco profesionales.

5) Ofertas “demasiado buenas para ser verdad”

Comprar en Navidad es comprar con limitaciones. Las ofertas especiales son por tiempo limitado, los artículos navideños más populares suelen agotarse y nuestro tiempo para hacer las compras siempre es escaso. Por eso a los estafadores les encanta esta época del año. Durante las fiestas, sus ofertas y mensajes juegan con esas limitaciones. Ahí es cuando hace su aparición la oferta “demasiado buena para ser verdad”, normalmente en sitios web falsos como los mencionados anteriormente. Si el precio, la disponibilidad o el plazo de entrega parecen demasiado buenos para ser verdad, es posible que se trate de una estafa diseñada para conseguir tus datos personales y cuentas. Ten cuidado aquí antes de hacer clic. Si no estás seguro sobre un producto o vendedor, lee los comentarios de los usuarios en sitios web de confianza para despejar dudas.

Consejos útiles para comprar en Internet en cualquier momento del año

Además de detectar las estafas, hay varias cosas que puedes hacer para reforzar  tu protección estas fiestas. De hecho, estos consejos te servirán durante todo el año.

Busque el icono del candado

Este es un buen consejo para empezar. Los sitios web seguros comienzan su dirección con “https”, no solo con “http”. Esa “s” adicional significa “seguro”, lo que implica que utilizan un protocolo seguro para transmitir información confidencial como contraseñas, números de tarjetas de crédito y otros datos parecidos a través de Internet. A menudo aparece un pequeño icono de candado en la barra de direcciones de tu navegador; comprueba que esté ahí. Si no tienes claro que sea seguro, es mejor evitar hacer compras en ese sitio web.

Utiliza una tarjeta de crédito, no de débito

En Estados Unidos, la Ley de Facturación Justa de Crédito (FCBA) ofrece protección civil contra cargos fraudulentos en tarjetas de crédito, y los ciudadanos pueden impugnar cargos de más de 50 dólares por bienes y servicios que nunca se entregaron o prestaron, o que se facturaron incorrectamente. Ten cuenta que muchas compañías de tarjetas de crédito tienen sus propias políticas que mejoran esta ley. Sin embargo, la FCBA no ofrece la misma protección a las tarjetas de débito. Utilice su tarjeta de crédito siempre que pueda para las compras por Internet.

Considera la posibilidad de usar una tarjeta de crédito virtual

Otra alternativa es hacerse con una tarjeta de crédito virtual que actúe como intermediaria de tu – su – tarjeta de crédito real. Estas tarjetas virtuales tienen números dinámicos que cambian con cada compra que haces, lo que impide que los hackers puedan usarlo para sus propios fines. Busca más información sobre las tarjetas de crédito virtuales, ya que hay algunos contras, como en el caso de las devoluciones, en las que los vendedores querrán utilizar tu forma de pago original para reembolsar las compras.

Protégete en tus compras

El uso de una suite completa de software de seguridad puede ofrecer capas de protección adicional en tus compras, como la protección del navegador web y un gestor de contraseñas. La protección del navegador puede bloquear enlaces maliciosos y sospechosos que podrían introducir malware en tu equipo o facilitar estafas financieras. Un gestor de contraseñas puede crear contraseñas seguras y exclusivas, y almacenarlas con total seguridad para impedir que los hackers puedan atacar tus –  cuentas. La protección frente a robos de identidad refuerza su – tu – seguridad todavía más ayudándote a proteger tu identidad online y a restablecerla en caso de que tus datos personales caigan en manos equivocadas.

Utiliza autenticación de dos factores en tus cuentas

La autenticación de dos factores es una protección extra, además del nombre de usuario y la contraseña. Requiere un código especial de un solo uso para acceder a la cuenta, que suele enviarse por correo electrónico o a tu teléfono mediante un mensaje de texto o una llamada telefónica. En definitiva, combina algo que conoce, como su contraseña, con algo que tiene, como su smartphone. De este modo, los estafadores tienen más dificultades para acceder a su cuenta. Si alguna de tus cuentas admite la autenticación de dos factores, los pocos segundos que tardas en configurarla merecen la pena teniendo en cuenta el elevado nivel de protección que conseguirá.

Usa una VPN si compras en redes Wi-Fi públicas

Las redes Wi-Fi de lugares públicos, como las de las cafeterías, pueden dejar tu navegación privada expuesta a miradas indiscretas, ya que esas redes están abiertas a todos. El uso de una red privada virtual (VPN) cifra tu navegación, compras – y el resto del tráfico de Internet, lo que te protege frente a los intentos de interceptar tus datos en las redes Wi-Fi públicas y acceder a tus contraseñas y números de tarjetas de crédito.

Controla tu identidad e informes de crédito

Con todas las contraseñas y cuentas que manejamos, esto es vital. Al comprobar tu crédito, podrás detectar cualquier incoherencia o casos evidentes de fraude. A partir de ahí, puedes tomar medidas para subsanar los errores o cargos indebidos que encuentre. En Estados Unidos, puedes solicitar un informe de crédito gratuito una vez al año en las principales agencias de información crediticia.

¡Compra tranquilo! (No te dejes llevar por el estrés y la falta de mercancía)

Cuando compres – por Internet este año, respira hondo antes de empezar. Desconfía de esas ofertas que parecen demasiado buenas para ser verdad. Fíjate bien en los enlaces -. Y nunca hagas clic en los archivos adjuntos que parecen avisos de envíos o cupones. Los hackers saben que en esta época del año todo el mundo tiene un poco de prisa. Dedicar un momento a detectar sus trampas puede contribuir a tu seguridad y la de tu dinero.

 

 

 

FacebookLinkedInTwitterEmailCopy Link

Stay Updated

Follow us to stay updated on all things McAfee and on top of the latest consumer and mobile security threats.

FacebookTwitterInstagramLinkedINYouTubeRSS

More from Español

Back to top