Cinco maneras de proteger a tus hijos de contenidos inapropiados en Internet

Curiosos, inquisitivos y extremadamente independientes. Estas son las tres palabras que me vienen a la mente cuando recuerdo a mis hijos cuando eran preadolescentes y adolescentes. Aunque son excelentes cualidades, al tratar de educar a tus hijos en el uso de Internet, estas mismas virtudes pueden acabar siendo un problema. Las mentes curiosas quieren descubrir e investigar, ¡es natural! Pero también hace que nuestro trabajo como padres sea aún más difícil, sobre todo cuando se trata de protegerlos de la gran cantidad de contenidos inapropiados que pueden encontrarse en Internet.

¿Qué es un contenido inapropiado?

En resumen, contenido inapropiado es cualquier cosa que tus hijos puedan encontrar en Internet que les resulte perturbador o para la que todavía no estén preparados, desde el punto de vista de su desarrollo. Puede ser una imagen, un vídeo o un texto escrito que resulte ofensivo y molesto. Esto puede ocurrir accidentalmente, pero también deliberadamente.

Cuando se menciona contenido inapropiado, a menudo asociamos este término con material sexualmente explícito, sin embargo, existen otras formas de contenido que también pueden ser consideradas como inapropiadas. Dentro de material inapropiado, incluimos cualquier material que promueva el extremismo o el terrorismo, imágenes o copias violentas, sitios o mensajes ofensivos o que inciten al odio, así como información falsa o engañosa.

¿Cuántos niños han sido expuestos?

Como puedes imaginar, es difícil encontrar datos precisos sobre cuántos niños han visto contenidos inapropiados. Muchos niños se resisten a admitir lo que han visto, se sienten avergonzados o simplemente están demasiado angustiados para contar su experiencia. Por tanto, es probable que las estadísticas reales sean superiores a los datos comunicados. Las investigaciones llevadas a cabo por nuestra Oficina de eSafety de Autralia muestran que una elevada proporción de niños australianos de entre 12 y 17 años han visto contenidos inapropiados. He aquí los detalles:

  • El 57% ha visto violencia real que consideraba perturbadora
  • Casi el 50% de los niños de 9 a 16 años están expuestos regularmente a imágenes sexuales
  • El 33% ha visto imágenes o vídeos de promoción del terrorismo

¿Qué puedes hacer para evitar que tus hijos vean contenidos inapropiados?

¿Es inevitable encontrarse con material inapropiado en Internet? Ojalá pudiera responder que no, pero la realidad es que en algún momento es probable que tus hijos vean algo que les resulte confuso o molesto. Por tanto, el objetivo de nuestro trabajo como padres es asegurarnos de que esto ocurra lo más tarde posible y de que estén preparados para ello. Estos son los pasos en los que te aconsejo centrar tu energía:

1. Establece reglas básicas

Soy una gran partidaria de contar con un acuerdo tecnológico familiar que defina tus expectativas sobre el comportamiento de tus hijos en Internet y con unas “reglas de compromiso” de la familia. Esto debe ser apropiado para la edad, pero si tus hijos son lo suficientemente pequeños, incluye una lista de los sitios que pueden visitar, las aplicaciones que pueden descargar y la información que pueden compartir, nada que les identifique personalmente. Yo también incluiría normas sobre el uso de los dispositivos: ¡nada de dispositivos en los dormitorios durante la noche! Consulta aquí un post que publiqué hace tiempo y que te ayudará a tener un plan personalizado para tu familia.

Un plan claro y detallado significa que todos los miembros de la familia tienen claras las normas que sirven para protegerles. Para mí es muy importante compartir el “por qué” con mis hijos, para asegurarme de que sepan que tu objetivo es mantenerlos a salvo y prepararles para una experiencia positiva en Internet.

2. Comunícate con regularidad, abiertamente y con calma

Esfuérzate por crear un ambiente en casa en el que tus hijos se sientan cómodos hablando y compartiendo todos los aspectos de su vida sin ser juzgados. Una vez que lo tengas, podrás mantener conversaciones regulares que les ayudarán a comprender mejor el mundo online y, lo que es más importante, ¡a mantenerlos a salvo! El objetivo es mantener auténticas conversaciones bidireccionales sin que sientan que se les está sermoneando. Por ejemplo, puedes explicarles que todo lo que comparten en Internet crea su propia “huella digital”, por lo que deben ser conscientes de cómo se comportan. También puedes hablarles de los peligros de difundir rumores en Internet o de compartir fotos o chistes hirientes.

Si tus hijos saben que pueden hablar contigo de cualquier cosa y que no vas a exagerar, es más probable que te cuenten si han visto algo en Internet que les ha preocupado. Ahora bien, todos esperamos que eso no ocurra, pero todos queremos ser capaces de ayudar a nuestros hijos a superar los retos si se presentan y cuando se presenten.

3. Echa un vistazo a los controles parentales

Los controles parentales pueden ser una herramienta realmente útil que te permite controlar y gestionar lo que tu hijo ve y hace en Internet. Por supuesto, el uso de controles parentales no es una panacea: tienes que seguir vigilando e invirtiendo tiempo, pero puede ser una gran herramienta. Esto es lo que me gusta:

  • Pueden bloquear el acceso de tu hijo a determinados sitios web o aplicaciones, por ejemplo, el uso de una cámara o la compra de productos
  • Pueden filtrar contenido inapropiado, por ejemplo, contenido sexual, contenido que promueva la autolesión, la violencia, el juego o el racismo
  • Pueden supervisar el tiempo que tu hijo pasa conectado y proporcionar informes sobre los sitios que visita, las aplicaciones que utiliza y la frecuencia y el tiempo que ha pasado en cada uno
  • Pueden establecer límites de tiempo y bloquear el acceso de tu hijo después de un tiempo determinado

Consulta más información sobre los controles parentales de McAfee aquí.

4. Utiliza motores de búsqueda para niños

Como todos sabemos, el cielo es el límite cuando se trata de encontrar algo en Internet. Así, las jóvenes mentes curiosas tienen muchas oportunidades de obtener respuesta a todas sus preguntas. Sin embargo, esto no es lo ideal cuando tus hijos no tienen ni la edad ni la experiencia de su parte. Así pues, ¡permíteme presentarte algunos motores de búsqueda aptos para niños que garantizarán unos límites sanos para las mentes inquisitivas!

Kiddle

Se trata de un motor de búsqueda diseñado para producir resultados seguros para los niños, por lo que producirá resultados bastante limitados: ¡perfecto! Se ha diseñado para bloquear las palabrotas y el lenguaje “grosero”, pero una prueba de Commonsense Media descubrió que con él se podían generar algunos contenidos violentos.

Kidzsearch

Este motor de búsqueda utiliza el estricto software de filtrado de Google para producir resultados actualizados sin riesgo de que aparezca nada inapropiado. Su sistema avanzado de filtrado de palabras clave busca grafías alternativas y modificadas, ¡lo que es genial para los más jóvenes!

KidRex

Utilizando también el SafeSearch de Google, KidRex promociona páginas aptas para niños en sus resultados. También tiene una base de datos adicional de palabras clave y sitios inapropiados y bloquea los resultados de las redes sociales. ¡Qué bien! Pero, si sólo quieres seguir con Google y activar los filtros de Búsqueda Segura, puedes hacerlo. Sólo recuerda que tendrás que activarlo en todos los dispositivos que utilicen tus hijos, ¡incluido su teléfono!

5. Sé abierto y un gran modelo a seguir

¿Con qué frecuencia te oyes decir o hacer algo que hace tu madre? ¡Lo hago todo el tiempo! Nuestros padres son nuestra mayor influencia y son nuestros mayores modelos a seguir. Y esto también se aplica a cómo nos relacionamos con la tecnología. Asegúrate de que tus hijos te ven disfrutar de un tiempo sin tecnología, para que lo “normalicen”. Deja el teléfono en casa cuando saques a pasear al perro, nunca tengas teléfonos en la mesa de la cena y pon siempre el teléfono en “no molestar” cuando hables con tus hijos. Cuanto menos tiempo se dedique a la tecnología, más tiempo habrá para la conexión humana real en persona.

Ser abierto también es una forma imperativa de proteger a tus hijos. De hecho, cuanto más abierto y comunicativo seas con tus hijos, menos motivos tendrán para emprender su propia “investigación” en Internet. Por tanto, si has creado un entorno en el que hablar de la pubertad, los cambios hormonales y las relaciones entre adolescentes es normal, lo más probable es que no necesiten recurrir a Google en busca de respuestas, y se arriesguen a ver contenido inapropiado.

Así que, si tienes una tribu de preadolescentes o adolescentes curiosos, te envío mis mejores deseos. No es tarea fácil protegerlos de algunos de los contenidos más desafiantes que puede ofrecer Internet. Pero habiendo salido del otro lado -y sobrevivido- puedo asegurarte que cuanto más proactivo seas, más fácil te resultará el camino.

¡Buena suerte!

Alex XX

PD: Si estás pensando en controles parentales, no olvides activarlos también en tus servicios de streaming. Netflix, Amazon Prime y Stan ofrecen controles parentales que pueden restringir el contenido que tus hijos pueden ver. Sin duda merece la pena el esfuerzo.    

FacebookLinkedInTwitterEmailCopy Link

Manténgase al día

Síganos para mantenerse informado acerca de las novedades de McAfee y de las amenazas de seguridad más recientes para particulares y dispositivos móviles

FacebookTwitterInstagramLinkedINYouTubeRSS

More from Seguridad en Internet

Back to top